1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://gatos.about.com/od/enfermedades_comunes/tp/Enfermedades-Comunes-Del-Gato-Senior.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Enfermedades comunes del gato viejito (senior)

Observa a tu gato viejito

De

Según tu gato va envejeciendo es normal que su cuerpo y su actitud cambien gradualmente. Al igual que nosotros, necesita un poco más de cuidado. Tu gato no te puede decir cómo se siente, por eso debes observarlo más de cerca y notar si los cambios son muy abruptos y tomar acción evitando así que lleguen a ser un problema serio. Prevención es la clave para darle una vida larga y saludable. La unión entre tu veterinario y tú comienza ahora su etapa crítica.

Aquí te nombramos algunas de las situaciones más comunes:

1. Sentido de la vista:

Foto: Glorivette Anibarro

Notarás que los ojos de tu gato se ven como cubiertos por una nubecita en el área de la pupila. Se llama lenticular sclerosis y aunque parece molestoso, es normal para su edad y no limita su visión. Pero se puede confundir con:

• Cataratas: Estas son nubecitas blancas y opacas que cubren el ojo pero sí limitan la visión. Pueden surgir luego de una herida en el ojo o como una condición degenerativa a causa de la edad. Para eliminarla necesita cirugía. Consulta a tu veterinario.

2. Sentido de audición:

Si notas que tu gato no responde a sonidos que usualmente lo hacen brincar (como el sonido del abre latas o del envase de comida), quizás está perdiendo su sentido de audición. Para probarlo, haz algún ruido detrás de su cabeza, sus orejas se deben al menos mover cual satélite en la dirección del sonido. Si no mueve nada, puede estar quedándose sordo. Pero para saber de seguro, llévalo al veterinario. Puede ser que tiene mucha cera acumulada o una infección debido a los ácaros. Ambas situaciones pueden ser tratadas.

Si en cambio es cierto que tu gato no escucha, el paso más importante es dejarlo dentro de la casa. De seguro se conoce todo el vecindario, pero ahora no puede escuchar el auto que se avecina. Por su seguridad y tu tranquilidad, déjalo en casa.

3. Sentido del olfato:

Al ir perdiendo el sentido del olfato comienza a dejar de comer pues nada le apetece. Para ayudarlo en esta situación, caliéntale la comida un poco para que saque sus olores y estimule el sentido que está fallando.

4. Artritis:

No solo nosotros la sufrimos. Tu gato también sufre de dolores en las coyunturas sobretodo si está sobrepeso. Si notas que tu gato tiene dificultad para caminar, no brinca a sus lugares favoritos o se queja al moverse, puede estar padeciendo de artritis.

Para prevenir o ayudar a combatirla hay medicamentos que tu veterinario te puede recetar. Pero también lo puedes ayudar en casa:

• Manteniendo su peso adecuado para que no caiga tanto peso en sus coyunturas.

• Búscale lugares calientitos para dormir. Al igual que nosotros, nada mejor que el calor para relajar el cuerpo cansado.

• Juega con él para que se ejercite: no sólo baja de peso, sus coyunturas no se tornan rígidas

5. Diabetes:

Es la pérdida de control en la cantidad de azúcar en la sangre y se desarrolla mayormente en gatos obesos y de mayor edad. Un gato diabético tiene una gran concentración de azúcar en su sangre y orina. Existen dos clases de diabetes: la que depende de la insulina, el páncreas no puede producir suficiente insulina para regular el nivel de azúcar en la sangre; y la segunda ocurre cuando el cuerpo reacciona de forma negativa a la insulina producida por el páncreas. Ambas enfermedades son delicadas y necesitan atención médica.

¿Cómo saber si tu gato está diabético? Presentará algunos de los siguientes síntomas:

• Pérdida de peso

• Toma agua en exceso pero se ve deshidratado siempre

• Orina más a menudo. La orina puede notarse como pegajosa por la cantidad de azúcar.

• Su pelo pierde brillo

• Debilidad

Si tu gato tiene uno o más de éstos, es momento de llevarlo al veterinario. No esperes. Una vez diagnosticada puede ser controlada con dieta y/o insulina.

6. Hipertiroidismo:

Si tu gato viejito de momento comienza a consumir más cantidad de comida de lo normal pero sigue perdiendo peso; o de repente actúa cual gatito lleno de energía corriendo y brincando en vez de dormir, tu gato puede estar padeciendo de hipertiroidismo.

¿Qué es? Ocurre cuando la glándula de la tiroides se expande y comienza a producir hormonas en exceso, subiendo el metabolismo del gato hasta el punto en que pierde hasta una tercera parte de su peso. De no ser tratado tendrá problemas en los riñones, corazón e hígado llevándolo a la muerte. NO son síntomas pasajeros, debes llevarlo al veterinario.

¿Cuál es el tratamiento? Tu veterinario te hablará de las tres opciones de tratamiento disponibles:

• La primera es una pastilla que debes administrarle a tu gato de por vida. Todo el que ha pasado por el tener que darle medicinas al gato sabe que no es nada fácil, y menos de por vida. Pero si tienes la paciencia, vale la pena.

• La segunda opción es la preferida: terapia radioactiva con yodo (radioactive iodine therapy) , esta se hace en un día y cura de un 90 a un 95% de los casos sin tener que incurrir en más tratamientos. El único detalle es que se debe hacer en una clínica preparada para esto y una vez terminado el tratamiento el gato se debe quedar en el lugar de una a tres semanas dependiendo de cuanto tiempo necesite el material radioactivo para salir de su sistema

• Como última opción está la cirugía donde se remueve la glándula. El punto negativo es que la cirugía es delicada y en un gato mayor puede tener otros riesgos.

7. Lipidosis Hepática (Hepatic Lipidosis):

Condición del hígado vista mayormente en gatos obesos. Todavía no se conoce la causa pero se desarrolla cuando el gato deja de comer ya sea por enfermedad, estrés o una condición del hígado pre-existente. Al dejar de comer el cuerpo trata de procesar grasa y convertirla en proteína como alimento. Al hígado no poder procesar esta cantidad de grasa, la comienza a acumular en sus células. De no ser tratado el gato morirá.

Síntomas:

• Tu gato se vuelve amarillo (si tu gato es negro, lo notarás en sus ojos y nariz, también si levantas el pelo verás su piel amarillenta)

• Pérdida de apetito

• Pierde peso rápidamente

• Puede sufrir de vómitos y/o diarrea

Pero hay buenas noticias, diagnosticado a tiempo el gato se puede salvar. El veterinario te indicará el tratamiento necesario. Necesitará estar hidratado y forzarlo a comer. Para estimular el apetito puedes alimentarlo con comida majada y utilizar una jeringuilla sin aguja para poder adentrarle la comida en su boca. Recuerda ir poco a poco para que no se ahogue.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Gatos
  4. Salud de tu gato
  5. Enfermedades comunes
  6. Enfermedades comunes del gato viejito (senior)

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.